Sevilla vs Barcelona En Vivo 2015 Online: Liga BBVA En Directo por Internet





El Sevilla y el Barcelona dirimen un duelo de altura al que los dos equipos llegan con la presión compartida de no poder fallar pese a las bajas que afectan a ambos, las de Andrés Iniesta y el argentino Leo Messi como las más destacadas en los azulgrana y hasta siete en los andaluces. El conjunto de Unai Emery, pese a ganar la pasada jornada su primer partido en esta Liga con mucho sufrimiento (3-2 al Rayo), es quinto por la cola y llega al partido inmerso en una crisis de identidad, de juego y de resultados, sobre todo tras su penosa imagen del miércoles ante el Juventus (2-0) en la Liga de Campeones.

El Sevilla, que generó gran expectación al ser confeccionado este año para regresar a la ‘Champions’, no ha hallado aún su sello, parece estar a la deriva y sufre una preocupante falta de conjunción de los nuevos. Además, no controla los partidos y adolece de un ataque fluido, como demostró en Turín, con un solo remate a puerta. Así, en nueve partidos jugados ha perdido cinco -entre ellos la Supercopa de Europa de este verano con el Barcelona pese a que en ella mostró su mejor cara al igualar un 4-1 adverso y caer 5-4 en la prórroga-, ha empatado dos de Liga -Málaga y Levante- y ha ganado dos -al Monchengladbach alemán en la Liga de Campeones y al Rayo-.

Emery sabe que la reacción ha de llegar ya y considera que la visita del Barcelona al Pizjuán, que estará lleno en sus 42.500 asientos al haberse agotado las entradas, es la ocasión perfecta para empezar a resurgir y para que su equipo dé “pasos adelante”. El inconveniente, como le pasa a los culés, son las bajas que tiene al seguir lesionados el meta luso Antonio Alberto Bastos ‘Beto’, tres centrales: el francés Adil Rami, el portugués Daniel Carrizo y el argentino Nico Pareja-, el lateral Sergio Escudero, el mediocampista argentino Éver Banega y el delantero francés Gaël Kakuta. Además, son dudas el extremo Vitolo y el punta Fernando Llorente.

Por ello, el once sevillista dependerá de si Vitolo y Llorente se recuperan a tiempo. En ese caso, el canario podría jugar de inicio en lugar de Reyes o del danés Krohn-Dehli, mientras que el riojano empezaría de suplente dado el buen rendimiento del francés Gameiro. Después de una temporada exitosa y sin apenas jugadores en la enfermería, el Barça encara un curso apurado por las lesiones, y el último partido antes del segundo parón por las selecciones, con su equipo en cuadro y al límite de mimbres, después de haber perdido en una semana a Messi e Iniesta, quienes no podrán estar mañana en el partido del Pizjuán contra el Sevilla (16:00 horas).

Primero fue el argentino, que antes del minuto 10 contra Las Palmas el pasado sábado, abandonó el campo con una rotura de ligamento en la rodilla, mientras que durante la semana, en el partido de la Liga de Campeones, Andrés Iniesta padeció una lesión muscular, antes de que sus compañeros viviesen el éxtasis de la remontada contra el Leverkusen (2-1). Los barcelonistas llegan a Sevilla con lo puesto, aunque en la portería recuperan al chileno Claudio Bravo que muy probablemente podría regresar a la titularidad, después de un largo periplo del alemán Ter Stegen bajo palos y sin rival, quien ha alternado buenas actuaciones con errores de bulto.

Una de las grandes sorpresas en estos últimos días llega desde la Masia, donde dos jugadores olvidados la temporada pasada, como Munir y Segi Roberto, llevan cuajados encuentros de muy alto nivel. El primero, con titularidades en las que muchos de los últimos goles han partido de pases desde sus botas, y el segundo, un comodín en el lateral derecho, que si bien en Vigo cuando regresó al centro del campo firmó una actuación más bien pobre, contra el Leverkusen su aparición en la segunda parte decantó la balanza hacia su equipo.

Sergi Roberto se ha ganado a pulso volver a la titularidad, pero nuevamente en el centro del campo, más cuando Iniesta estará unos partidos ausente. Delante, ante la baja de Messi, Neymar sigue sin arrancar, mientras que los goles los carga un Luis Suárez que está en un momento espléndido, y transmitiendo mucha confianza como ariete, aunque el bajo nivel de acierto del Barcelona ante la meta rival.

Tremendo duelo de grandes del fútbol español el que reúne hoy, en el primer partido de esta sesión de sábado de la séptima jornada del campeonato nacional de Liga 2015-2016 a Sevilla y a Barcelona en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán de la capital andaluza. Después de afrontar con distinta suerte los compromisos europeos, con triunfo agónico del FC Barcelona y derrota clara de los sevillistas en Turín, ante el actual subcampeón, vuelve el torneo local con un encuentro al que los locales llegan con muchas urgencias y los visitantes con muchas dudas y más bajas.

Y es que el encuentro de hoy estará marcado por el hecho de que Luis Enrique sólo haya podido viajar con 15 efectivos de la primera plantilla más los dos porteros después de que se haya confirmado el tiempo de ocho semanas alejado de los terrenos de juego de Iniesta, uniéndose así a una enfermería en la que ya estaba Messi desde la semana pasada.

Con esta cuadro de bajas y con las dudas de estar mostrando un fútbol poco preciosista y que está generando más goles que nunca en su portería, el actual campeón viaja hasta la casa de un Sevilla que sólo ha sido capaz de sumar cinco puntos en seis jornadas, habiendo sumado únicamente la victoria del pasado fin de semana, además de dos empates, lo que le coloca diez unidades por debajo del FC Barcelona en la general y 11 por debajo del Villarreal, líder provisional del campeonato. Con tensión por la necesidad, líos en las enfermerías y con un estadio completamente abarrotado esperamos disfrutar de un Sevilla vs Barcelona de angustia y con un resultado final ajustado. Veremos si finalmente es así.



Deja tu comentario
Tu Comentario